sábado, 27 de julio de 2013

Si en las vacaciones, estoy con los padres.

Creo que es un buen momento para rehacer y mejorar relaciones, si estamos algún día de vacaciones con los padres.

Un momento posiblemente idóneo para tener una nueva mirada, un nuevo acercamiento, una nueva comprensión, un nuevo querer sin juzgar.

Si podemos hacer todo esto, muchas de las dificultades que tenemos en la vida se pueden suavizar, nos puede dar más y más tranquilidad.

Tener cosas pendientes, al final es un peso añadido que llevamos encima y muchas veces es una falta de comprensión hacia los otros, hacia los padres.

Querríamos que los padres nos hubieran educado diferente, nos hubieran dicho cosas potenciadoras y no limitantes, nos hubieran dado más afecto, más compañía...tantas cosas querríamos de nuestros padres.

Creo que ha llegado el momento de hacernos responsable cada cual de nuestra mochila. A partir de aquí abandonar el pasado y sus limitaciones (los papis me dijeron... y claro ahora yo...) y concentrarnos en el presente y en objetivos de futuro (si nos planificamos el lunes un fin de semana estimulante, toda la semana estamos mejor, y esto depende más de nuestra decisión que de la justificación del pasado y de la responsabilidad de nuestros padres).

Salir de la zona de comodidad implica revisar nuestra relación con los padres, al menos esta es mi forma de verlo.

Si no juzgamos tanto, nos concentramos más en todo aquello positivo que podemos hacer.


Please, todos juntos, miremos de ir juzgando cada día menos y tener más comprensión hacia los otros, hacia los padres. Cómo decía es mi forma de verlo y de experimentarlo.

Como siempre, si queréis saber más, podéis venir a los talleres de OPEN MIND, OPEN BODY.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Su opinión nos interesa mucho!